Seguidores

miércoles, 26 de septiembre de 2012

~1.~

 La chica pelirroja camina pensativa, mascando chicle de fresa mientras escucha su canción preferida a través de sus auriculares. La lluvia no ha cesado en todo el día, más todo sigue gris y nublado, como su paraguas, que se queja del viento que se ha levantado. El callejón dónde resbaló sigue escurridizo y difícil de atravesar, por lo que rodea la manzana, rompiendo su ruta habitual.

 Lo que hay al lado opuesto del callejón, es un párking medio vacío. Ella camina a un lado de este, golpeando una lata del suelo con el pie. Es entonces cuando ve la caja. Es de tamaño mediano, de un cartón empapado a medio deshacer. Dentro se oye algo. Se quita uno de los cascos para oír mejor y el sonido se repite. Es un maullido.

 Abre la tapa de la caja y la ve. Es una hembra de gato; pequeña y de pelaje negro como el carbón: sus ojitos grises miran a los ojos de la pelirroja, se le clavan dentro, la hipnotizan. Estira sus cortas patitas intentando salir de su improvisada jaula de cartón. También hay una nota. ''Gatos gratis debido a intentar conseguirles una <<bida>> mejor'' la sorprende la mala ortografía de la carta, pero al hablar en plural, entiende que había más gatos en esa caja que esta pequeña, pero nadie la ha querido.

 La pelirroja está conmovida, no cree que su madre la vaya a dejar llevar el animal a casa, pero no puede dejarla así, pasando frío bajo la lluvia. La coge con delicadeza, se quita su bufanda y la enrolla alrededor de su fino cuerpito, la gata sigue maullando, pero no se mueve, ya que se siente cómoda y calentita.

 -Tú te vienes conmigo. -susurra la chica dándola un toquecito en el hocico, y prosigue su camino.

1 comentario:

María Hojas de Papel dijo...

Oh,me encanta *____* Los gatitos son más lindos...JAJAAJA :`3 Me ha gustado lo de ``bida´´ xDDD Lo que me he reído JAJA