Seguidores

sábado, 29 de septiembre de 2012

~2.~

 -¡Mañana quiero eso fuera de casa! ¿Me oyes, Mery Margaret? - chilla la mujer antes de que la pelirroja se encierre en su habitación con un fuerte portazo. Cuelga su abrigo en el perchero. Quita la bufanda al animal y lo deja sobre su cama con suavidad. La gata se retuerce entre las sábanas ronroneando. Es ese gesto el que hace a Mery soltar un suspiro de resignación.

 -¿Qué voy a hacer contigo, pequeña? - pregunta en un susurro mientras la acaricia cariñosamente. Sus ojos grises la miran fijamente. La chica se pone el pijama para estar cómoda y coge a la gata en brazos. Sale de su cuarto, rezando para no encontrarse con su madre. Pero la encuentra en la cocina. Suspira y coge un bol ante sus reprochantes ojos y abre la nevera, de la que saca el break de leche y vierte un poco en el cacharro. Lo pone ante el animal, pero este no se inmuta. Para sus sorpresa, es la mujer cuarentona la que se ofrece a ayudar.

 -Échale... - se aclara la garganta. - Échale pan. Alimentará más. - contesta en un tono sereno. La chica asiente y hace lo que su madre la recomienda. Pasa media hora de agonía hasta que la gata empieza a sentir curiosidad por la comida y se acerca. Maulla y empieza a masticar ansiosamente. La pelirroja sonríe.

 Solo aparta su atención para coger un vaso y servirse agua del grifo. Bebe y vuelve a mirar a la comilona gata.

 -Puede quedarse. - suspira su madre y Mery empieza a reírse con histeria. - Shh, con una condición. - hace una pausa. - Te tienes que responsabilizar de ella, darla de comer, limpiar su caja de arena y todo eso.

 La chica asiente y sabe perfectamente lo primero que tiene que hacer. La nueva mascota de Mery la mira esperando sus palabras con impaciencia.

 -Te llamaré Midnigt. -dice con tono decidido.

3 comentarios:

Amaia dijo...

Hola!! Me he leído lo que has escrito y me ha llamado la atención. Me gusta mucho cómo escribes y la historia me llama a seguir leyendo.
Por cierto me ha hecho mucha gracia tu perfil jajaja todo tuyos
te dejo aquí la historia que llevo un tiempo escribiendo y si te gusta sígueme, dale una oportunidad porfa :) http://palabrasypapel.blogspot.com.es/

Amaia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Hojas de Papel dijo...

Me encanta *___* Yo siempre quise un gato pero mi madre es alérgica D: Y el nombre me parece ideal :3 Mery...A mí a veces me llaman así cariñosamente ^^